Si bien los autores no aprueban la práctica de la división del respirador y afirman que los resultados deben interpretarse y aplicarse con cautela, los experimentos demuestran la esperanza de ventilar simultáneamente dos pulmones de diferentes personas utilizando solo equipo hospitalario estándar, así como modificar la presión, el flujo y el volumen de aire de cada pulmón, en caso de emergencias extremas. (Seguir leyendo..)