Tras un mes privados de basquetbol por la pan­demia de COVID-19, juga­dores y aficionados de la NBA vivieron con intensi­dad los primeros capítulos de “The Last Dance”, la se­rie documental que ofrece una mirada privilegiada a los Chicago Bulls de Mi­chael Jordan. “Las mejores dos horas de la cuarentena”, escri­bió en Twitter el ala-pívot de los Philadelphia 76ers Tobias Harris sobre los dos primeros capítulos de la serie, transmitidos por ESPN y Netflix. “Podría haber visto los 10 capítulos ahora mis­mo”, coincidió Zach Lavi­ne, la actual figura de los Bulls. (Seguir leyendo..)