La federación china de fútbol sugirió a los clubes bajar los salarios de sus jugadores y entrenador al menos en un 30% con el fin de reducir los costes durante la crisis ligada a la pandemia del COVID-19, según un comunicado oficial del martes. La federación espera ahora una respuesta de los clubes de la Super League (CSL), primera división china, y de las dos categorías inferiores, según el Diario del Pueblo, órgano de prensa oficial del comité central del partido comunista chino. (Seguir leyendo..)