Ada Zanusso tiene 104 años. Como le ocurrió a más de 132.000 italianos en los últimos tres meses, contrajo coronavirus. Por su edad, su familia y los médicos que la trataron esperaban lo peor. Sin embargo, con el correr de los días empezó a mostrar signos de mejoría, y finalmente se curó. “Milagrosamente”, aseguró Giampietro Brisotto, uno de sus cuatro hijos.(Seguir leyendo..)